CÓMO DEJAR DE PAGARLA

INSTALANDO UNA BATERÍA DE CONDENSADORES

INSTALACIÓN SIN BATERÍA:

Nuestro consumo sería de 100 Amp de Energía Activa; de ellos, transformamos 20 Amp en Energía Reactiva para que nuestro motor funcione, generando un total de 60 Amp de Reactiva. Esta Energía Reactiva resultante es devuelta a nuestra instalación y a la red principal, con los correspondientes perjuicios que ésta genera. De ahí la penalización que la compañía eléctrica nos aplica.

En la ilustración queda clara la idea de que TODA la electricidad demandada por el motor llega por el mismo cable, pero sólo convertimos en trabajo una parte de la electricidad entregada, el resto no nos produce trabajo ni beneficio alguno, y sin embargo también la pagamos. La pagamos al mismo precio que la usada para trabajar y además, pagamos el recargo por generar Energía Reactiva.

INSTALACIÓN CON BATERÍA:

 

 

Toda la electricidad que llega por el cable de red se convierte en trabajo, en beneficio. La electricidad que pagamos es totalmente útil, y además eliminamos el recargo por demandar y devolver energía reactiva a la red, porque nuestra batería absorbe esa reactiva y la inyecta cuando es necesaria.

MÁS BENEFICIOS DE INSTALAR UNA BATERÍA